Protege tu piscina del invierno: descubre el líquido de invernaje perfecto

liquido-invernaje-piscina

 

¡No dejes que el invierno arruine tu oasis de verano! Proteger tu piscina es más fácil de lo que piensas con el líquido de invernaje adecuado. Este elixir mágico previene el crecimiento de algas, mantiene el agua clara y facilita la reapertura cuando el calor regrese. Solo necesitas ajustar el pH del agua, añadir el líquido siguiendo las instrucciones del fabricante y ¡listo! Tu piscina estará a salvo de las gélidas garras invernales. Recuerda, elegir el producto correcto es clave para un despertar primaveral sin complicaciones en tu zona de chapoteo.

Cuándo echar el invernador a tu piscina

El momento ideal para echar el invernador a tu piscina es justo antes de que comiencen las bajas temperaturas del otoño. Generalmente, esto significa que debes estar atento al pronóstico del tiempo y planificar añadir el invernador cuando la temperatura del agua descienda por debajo de los 15°C. No querrás esperar hasta que el agua esté demasiado fría, ya que el tratamiento podría no ser tan efectivo.

Además, el timing es crucial para evitar la proliferación de algas y la acumulación de bacterias durante los meses más fríos. Asegúrate de que tu piscina esté limpia antes de añadir el invernador. Esto significa filtrar el agua, equilibrar el pH y realizar una cloración de choque si es necesario. Una vez hecho esto, tu piscina estará lista para recibir el invernador y quedarse protegida durante el invierno.

Recuerda que el invernador no solo se añade al agua. Debes seguir las instrucciones del producto que adquieras, ya que algunos requieren que se viertan directamente al agua, mientras que otros aconsejan diluirlo primero o incluso añadirlo en el skimmer. La dosificación correcta y el método de aplicación son esenciales para garantizar la efectividad del producto y la protección de tu piscina.

Cómo mantener el agua de una piscina durante el invierno

Realiza una limpieza profunda antes de cerrarla

Antes de que llegue el invierno, es esencial que hagas una limpieza completa de tu piscina. Esto significa que debes aspirar el fondo, cepillar las paredes y limpiar bien la línea de flotación. Asegúrate de que no queden algas ni suciedades que puedan descomponerse durante el invierno, ya que esto podría complicar mucho la puesta a punto en primavera. Una piscina limpia garantiza un agua más sana y clara para el próximo verano.

Equilibra la química del agua

El equilibrio químico es crucial para mantener el agua en buen estado. Asegúrate de ajustar el pH, la alcalinidad y la dureza cálcica. De esta manera, evitas la corrosión y la formación de incrustaciones que pueden dañar tu piscina. Además, un agua equilibrada protege las instalaciones y hace más efectivo el uso del líquido de invernaje.

Agrega el líquido de invernaje

El líquido de invernaje es tu mejor aliado para proteger el agua durante los meses fríos. Este producto previene el crecimiento de algas y facilita la conservación del agua, ayudando a que se mantenga limpia y clara. Añade la cantidad recomendada según el volumen de tu piscina y sigue las instrucciones del fabricante para obtener los mejores resultados.

Baja el nivel del agua y protege las instalaciones

Es importante que bajes el nivel del agua por debajo de los skimmers para evitar daños por congelación. Protege también las instalaciones como la bomba, el filtro y los skimmers con tapones específicos y, si es necesario, drena el sistema de tuberías para prevenir que el agua congelada las rompa. Una correcta protección te ahorrará reparaciones costosas.

Cubre la piscina con una lona adecuada

Una vez que has realizado todos los pasos anteriores, es momento de cubrir tu piscina con una lona de invierno. Esta debe ser resistente y estar bien sujeta para evitar que se acumulen agua, nieve o residuos. Una buena lona mantiene el agua protegida y facilita enormemente la limpieza al reabrir tu piscina.

Cómo hacer el invernaje de la piscina

El invernaje de tu piscina es esencial para protegerla durante los meses de frío y asegurar que esté en perfecto estado para el verano siguiente. Aquí te explico cómo realizar este proceso paso a paso para que tu piscina permanezca en las mejores condiciones posibles.

Paso 1: Limpieza de la piscina

Antes de agregar cualquier producto, necesitas limpiar tu piscina a fondo. Esto incluye pasar el limpiafondos, cepillar las paredes y los escalones, y limpiar los filtros. Asegúrate de que no queden residuos de hojas, insectos o suciedad en el agua.

Paso 2: Ajuste del pH

Es fundamental que el pH del agua se encuentre entre 7,2 y 7,6 para que el líquido de invernaje actúe correctamente. Utiliza un kit de análisis para medir el pH y ajustarlo si es necesario.

Paso 3: Aplicación del líquido de invernaje

Ahora es el momento de agregar el líquido de invernaje. Sigue las instrucciones del fabricante para dosificarlo adecuadamente según el volumen de agua de tu piscina. Este producto ayuda a prevenir la proliferación de algas y mantiene el agua más clara durante el invierno.

Paso 4: Bajar el nivel del agua

Si en tu zona las heladas son comunes, es importante bajar el nivel del agua por debajo de los skimmers para evitar posibles daños por congelación. De esta forma, proteges las tuberías y los sistemas de filtración.

Paso 5: Protección de la piscina

Por último, coloca una cubierta de invierno sobre la superficie de la piscina. Esto no solo ayuda a mantener el agua limpia, sino que también evita la evaporación y reduce el riesgo de congelación.

Qué contiene el invernador de piscina

Cuando hablamos de invernador de piscinas, te estás refiriendo a una mezcla de compuestos químicos diseñada para mantener el agua de tu piscina en buen estado durante el invierno. Estos productos suelen contener varios ingredientes activos, cada uno con una función específica para proteger tu piscina en los meses más fríos. Veamos cuáles son.

Primero, muchos invernadores incluyen alguicidas, que previenen el crecimiento de algas que podrían proliferar en el agua estancada y a temperaturas más bajas. Esto es clave porque las algas pueden ser un problema serio que te costará más tiempo y dinero tratar cuando llegue la primavera.

Luego, encontrarás que muchos invernadores contienen anticongelantes. Estos compuestos evitan que el agua de tu piscina se congele y expanda, lo cual podría dañar la estructura de la piscina y sus tuberías. Asegúrate de que el invernador que elijas sea adecuado para el clima de tu zona.

Otro componente común es el estabilizador de pH. Este ingrediente ayuda a mantener el equilibrio ácido-base del agua, lo que es esencial para evitar la corrosión y la formación de incrustaciones en las superficies de tu piscina.

Además, algunos invernadores incluyen floculantes. Estos ayudan a aglutinar las partículas más pequeñas que se encuentran en el agua para que puedan ser removidas más fácilmente por el sistema de filtración o asentarse en el fondo de la piscina, donde pueden ser aspiradas.

Por último, no es raro que el invernador contenga clarificadores, que mejoran la transparencia del agua, manteniéndola cristalina y lista para la próxima temporada de baño. Esto significa menos trabajo para ti cuando llegue el momento de reabrir tu piscina.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir