Llena tu piscina con agua de mar: una ola de beneficios para tu salud y diversión

llenar-piscina-con-agua-de-mar

 

Sumergirte en tu piscina llena de agua de mar es zambullirse en un mar de beneficios. Este elixir natural, rico en minerales como magnesio y yodo, favorece tu salud cutánea y mejora la circulación. Olvídate del cloro agresivo; el agua marina es suave con tu piel y ojos. Además, flotarás con más facilidad, potenciando la relajación y el disfrute. Al traer un trozo del océano a tu casa, creas un refugio terapéutico y divertido. Así que, cuando llenes tu piscina, considera el agua de mar: es una ola de bienestar que mereces cabalgar.

Cuánto cuesta llenar una piscina de agua de mar

El coste de llenar una piscina con agua de mar no es un número fijo, ya que depende de varios factores como el tamaño de la piscina, la distancia al mar y el método de transporte utilizado. Si tienes la suerte de vivir cerca de la costa, el precio podría ser considerablemente menor. Sin embargo, si resides en una zona interior, el transporte del agua de mar conlleva un coste adicional por el desplazamiento.

Para una piscina mediana de unos 30 metros cúbicos, puedes esperar un rango de precios que podría ir desde unos cientos de euros si estás cerca de la costa y tienes acceso directo al agua de mar, hasta varios miles si necesitas servicios de transporte especializados y tratamiento del agua para asegurarte de que sea segura y esté en las condiciones óptimas para el baño.

Lo más importante a considerar es que necesitarás un sistema de filtración y tratamiento adecuado para mantener la calidad del agua de mar en tu piscina, lo cual también implica un coste adicional. No olvides que el mantenimiento continuo es clave para disfrutar de todos los beneficios saludables y de diversión que ofrece una piscina de agua de mar.

Qué es mejor: una piscina de agua dulce o de agua salada

La elección entre una piscina de agua dulce o de agua salada depende principalmente de tus preferencias personales y de las consideraciones de salud y mantenimiento. Vamos a explorar los beneficios y desventajas que podrían hacerte inclinarte por una u otra.

Piscina de agua dulce

Las piscinas de agua dulce son las más comunes y tradicionales. Son conocidas por su facilidad de instalación y mantenimiento. Sin embargo, requieren cloro en cantidades significativas para mantener el agua libre de bacterias y algas. Esto puede ser perjudicial para tu piel y ojos si eres sensible a los químicos. Además, el coste de los productos químicos para el tratamiento del agua puede sumar una cantidad considerable con el tiempo.

Piscina de agua salada

Por otro lado, las piscinas de agua salada ofrecen una experiencia única y tienen beneficios para la salud que las hacen destacar. El agua salada es gentil con la piel y los ojos, ya que contiene niveles más bajos de cloro producidos a través de un proceso de electrólisis. Además, la salinidad del agua tiene propiedades terapéuticas, ayudando a aliviar el estrés, relajar los músculos y promover una sensación de bienestar.

Otro punto a favor de las piscinas de agua salada es el menor mantenimiento. Aunque el coste inicial de instalación puede ser mayor debido a la necesidad de un sistema de electrólisis de sal, a largo plazo, ahorrarás en productos químicos. También, el agua salada es más estable y por lo tanto, requiere menos ajustes y equilibrio químico que una piscina de agua dulce.

Es importante mencionar que, aunque el agua sea salada, su salinidad es mucho menor en comparación con el agua de mar. Esto significa que no tendrás la misma flotabilidad que en el océano, pero aún así, la experiencia es más cercana a la de nadar en el mar que en una piscina convencional de agua dulce.

Cuánto cuesta una depuradora de sal

Si estás pensando en llenar tu piscina con agua de mar, seguramente te estás preguntando cuánto te va a costar instalar una depuradora de sal. El precio puede variar bastante dependiendo de factores como la capacidad de la piscina, la calidad del equipo y las características adicionales que puedas necesitar. Una depuradora de sal para una piscina residencial puede costar entre 600 y 2000 euros aproximadamente. Sin embargo, para piscinas más grandes o necesidades específicas, el precio puede aumentar significativamente.

Es importante que pienses en la depuradora de sal como una inversión más que como un gasto. Estos sistemas no solo son más saludables al evitar el uso de cloro tradicional, sino que también son más cómodos en el mantenimiento a largo plazo. A la larga, el ahorro en productos químicos y el menor impacto ambiental justifican el desembolso inicial.

Además, al elegir tu depuradora, considera que algunas vienen con funcionalidades adicionales como controladores de pH automáticos o sistemas de limpieza autónomos que, aunque incrementan el coste, te proporcionarán una mayor comodidad y asegurarán la calidad del agua de tu piscina. No olvides también incluir en tu presupuesto la instalación profesional, ya que una mala instalación puede acarrear costes adicionales a futuro.

Para cerrar esta charla sobre la fascinante idea de llenar tu piscina con agua de mar, es evidente que las ventajas superan ampliamente cualquier prejuicio inicial que hayas tenido. No solo te sumerges en un océano de beneficios saludables para tu piel y tu sistema respiratorio, sino que también te invitas a vivir una experiencia lúdica singular, con la salinidad del océano en tu propio patio trasero. Además, considera el aporte ecológico que representa esta opción: estás eligiendo un recurso natural que reduce la demanda de tratamientos químicos y promueve un estilo de vida más armónico con el ambiente.

Si te preocupa la logística de trasladar el agua de mar hasta tu casa, recuerda que existen empresas especializadas como Aquaonline que se encargan de todo el proceso, garantizando que el agua entregada sea segura y esté en las condiciones óptimas para su uso recreativo. Con la tecnología y servicios actuales, llenar tu piscina con agua de mar es más accesible de lo que imaginas.

Al fin y al cabo, optar por agua de mar para tu piscina es dar un paso hacia un estilo de vida más saludable y entretenido, al tiempo que te conectas con la naturaleza de una manera que antes estaba limitada a tus visitas a la costa. Así que anímate, considera las olas de posibilidades y sumérgete en la experiencia revitalizante que el mar tiene para ofrecerte.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir